Trabajamos desde la Comunidad en la respuesta a la epidemia del VIH

Corporación Kimirina es una organización comunitaria especializada en la respuesta a la epidemia del VIH, la que haciendo honor a su nombre «trabajando juntos por un fin» es un colectivo de actores quienes han conseguido con éxito complementar el saber técnico, la gestión transparente y el compromiso político con el fin de alcanzar una sociedad justa y equitativa, en la cual personas con vulnerabilidades por situaciones de estigma y discriminación o tradicionalmente excluidas tienen un rol central en las decisiones para la acción, como poblaciones clave frente al VIH.

El Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato asociada al VIH es una herramienta clave que puede contribuir a aportar luz y reflejar las sombras que todavía persisten en la respuesta basada en los derechos en España

A pocos días de cumplirse 40 años de la notificación del primer caso de sida en España, la Revista Multidisciplinar del Sida ha publicado en su último número un trabajo en el que se analiza, desde una perspectiva crítica, la respuesta al VIH basada en los derechos humanos a través del Pacto Social por la No Discriminación y la Igualdad de Trato asociada al VIH. El Pacto Social adoptado en noviembre de 2018 es el resultado de un trabajo conjunto, abierto y participativo que ha sido realizado por diferentes administraciones sanitarias (principalmente a nivel estatal y autonómico), asociaciones que representan los intereses y derechos de las personas con VIH y otros agentes sociales (sindicatos, universidades, sociedades científicas) y que se plantea como objetivo general eliminar el estigma y la discriminación asociados al VIH.

También sería necesario realizar un manejo adecuado de problemas como ansiedad, depresión o consumo problemático de sustancias para ayudar a reducir la tasa de transmisiones

El hecho de que las personas con el VIH mantengan unos buenos niveles de adherencia a sus visitas de seguimiento médico podría traducirse en que tengan una menor carga viral promedio y, en consecuencia, en una reducción del número de transmisiones del VIH a nivel poblacional, según sugieren las conclusiones de un estudio teórico publicado en Journal of the International AIDS Society.

Es un hecho ampliamente conocido y reconocido por las más altas instancias científicas que las personas con el VIH con carga viral indetectable gracias al tratamiento antirretroviral no pueden transmitir la infección por vía sexual.

Debido a la dificultad de registrar la adherencia en este tipo de estrategia preventiva, se utilizaron tres indicadores distintos, que posteriormente se correlacionaron entre sí.

Las personas que optaron por tomar profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP) siguiendo la pauta de administración conocida como ‘a demanda’ lo hicieron en momentos que presentaban un riesgo de transmisión del VIH y los niveles de fármaco en sangre corroboraban que la tomaron de forma fiable, lo que viene a demostrar la eficacia de esta estrategia preventiva en hombres gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres (GBHSH), según las conclusiones del estudio AmPrEP realizado en Países Bajos.

El inicio del tratamiento antirretroviral ayudaría a revertir estos cambios, aunque no por completo

Un estudio español publicado en The Lancet HIV ha concluido que la infección por el VIH no tratada se relacionaría con cambios epigenéticos que acelerarían el envejecimiento. Dicha aceleración sería mayor cuanto mayor fuera el grado de inmunodeficiencia. Dichos cambios epigenéticos serían parcialmente revertidos por el tratamiento antirretroviral.

El tratamiento antirretroviral ha convertido la infección por el VIH en una patología de evolución crónica y ha logrado que la esperanza de vida sea cada vez más cercana a la de la población general. Sin embargo, las comorbilidades asociadas al envejecimiento (patologías metabólicas, cardiovasculares, óseas, neurológicas, renales, hepáticas y/u oncológicas), así como la fragilidad, serían más prevalentes en personas con el VIH que en aquellas no infectadas de edades similares.

El tratamiento antirretroviral (TAR) no sólo mejora la salud y prolonga la vida de las personas con VIH; sino que también juega un papel importante en la prevención del VIH.

-NIH/HIV.Gob

somos socios

Sample image

Sample image

 

Sample image